CONTRACORRIENTE

 

De esta manera, hemos podido emplear un enfoque creativo
que fuese “todo nuestro”, capaz de dar identidad a un proyecto totalmente NUEVO.

El de las gafas, es sin duda alguna un sector apasionante.

Queríamos hacer algo.

Vivirlo con más intensidad.

En otras palabras,queríamos dar nuestra opinión.

Teníamos que entrar, pero no sabíamos cómo.

Sin embargo, este mundo nos dio
señales muy claras: la respuesta estaba ahí, pero no la veíamos o —tal vez— teníamos demasiado miedo de aceptar la realidad.

Los productos solían ser parecidos, a veces quizás obsoletos, faltos de innovación, sin trama ni identidad, acompañados de prácticas comerciales basadas exclusivamente en precios y números.

Las producciones —cada vez menos italianas— en busca de mano de obra barata, pusieron de rodillas a Italia y a la manufactura. Las tradiciones y los secretos de la artesanía estaban realmente en peligro.

La respuesta fue clara: había que buscar. Pero…
¿Buscar qué? Cuando se busca algo, también hace falta saber qué buscar y dónde buscarlo.

Nos hacía falta tener una imagen precisa.

Teníamos que entender bien y en profundidad cómo se desarrollaba la producción de gafas, cuáles eran los procedimientos, las técnicas: solo así podíamos emplear un enfoque creativo que fuera “todo nuestro”, capaz de dar identidad.

 

UN NUEVO PROYECTO